La historia nos cuenta que en tiempo de la colonia los españoles cuidaron y protegieron a Cartagena de Indias  con todo lo que tenían. La ciudad era considerada el tesoro más importante de la época  por su riqueza y ubicación geográfica, cualidades que al parecer llamaba la atención de  los ingleses y franceses quienes intentaron en muchas batallas apoderarse  de esta tierra, pero los españoles no lo permitirían y fue por esta razón que dedicaron 120 años a la construcción del Castillo de  San Felipe. Hoy patrimonio histórico de la humanidad y una de las 7 maravillas de Colombia.

 

La vista desde el castillo no tiene igual.  Fue construido estratégicamente  a 40 metros sobre el nivel del mar en  el cerro  San lázaro. Desde  allí los militares españoles podían divisar las flotas enemigas y esto les permitía actuar a tiempo  frente a los ataques invasores de forma que muchas fueron las batallas ganadas pero la más recordada es la del almirante  español Blas de Lezo y el militar británico  Edward Vernon.

 

Cuentan que después de la invasión a Panamá la tropa británica dirigida por Vernon quiso apoderarse de Cartagena. En este entonces Blas  de Lezo cuidaba la ciudad y por supuesto  tenía el reto de enfrentarse a ellos con tan solo 3600 hombres y 6 buques de ataque. Números  no tan favorables frente a los de la tropa enemiga 27.000 hombres  186 buques  y 2000 cañones.

 

Tan pronto los españoles divisaron las tropas británicas, activaron de inmediato la fortaleza de punta abanicos en Barú, la fortaleza de San Luis de Bochica y la fortaleza de Boca grande pero la tropa de Vernon salió victoriosa en cada batalla logrando entrar por fin a la bahía de Cartagena.

 

Después de esto el objetivo era el Castillo de San Felipe, entonces Vernon ordena marchar  rodeando la construcción. Una parte del ejército se adentró en la selva para poder atacar por la retaguardia, pero los soldados enferman de malaria por lo cual se vieron debilitados en gran manera y al llegar a  las puertas del castillo fueron fácilmente derrotados  puesto que  Blas de Lezo había ordenado cerrar la entrada y puso en frente a 300 hombres para que lucharan con armamento de artillería.

 

La enfermedad y el heroico protagonismo de los españoles desde lo más alto del Castillo de San Felipe reducía el número de soldados británicos cada día, Vernon empieza a preocuparse así que decide cambiar la estrategia. Organizó escalas de hombres para atacar en la noche por el frente, pero al llegar a las murallas se encuentran con una gran fosa que Blas de Leso había mandado a cavar y de esta forma la gran parte  del ejercito invasor cayó  muerto esa noche.  Ante la eminente pérdida de combatientes los británicos deciden retirarse y de esta forma España  reafirma su soberanía ante las naciones de la época.

 

Esta es solo una de tantas historias que esconde el Castillo de San Felipe de Barajas, cuando nos visites, será imposible no devolverte en el tiempo y al adentrarte en los túneles de este increíble lugar encontraras historias aún más fascinantes, historias de prisioneros, esclavos y las estrategias militares más sorprendentes.  Ya conoces una parte de la historia de  Cartagena.  Ahora  víve la experiencia con el Hotel Almirante.

 

 

2 Adultos, 0 Crianças
Adultos
Criança
Guardar Informação
Reserve agora, com o melhor preço garantido

¡Únete a nuestro Newsletter!

Mantente informado acerca de las ofertas, eventos, planes y promociones del Hotel.